Cientos de personas acudieron al centro de Málaga el 18 de mayo para asistir a una cita que ya se ha convertido en tradición, el homenaje al general y corregidor de la ciudad en 1808, Teodoro Reding.

 Banderas

 

Un año más, ya el sexto, la Fuente de Reding se convirtió en punto de encuentro de más de 60 recreadores históricos de Málaga, Alhaurín de la Torre, Bailén, Algodonales y Gibraltar que, con los uniformes y equipo de la época, y al son de las marchas de pífano y tambor, recorrieron el paseo dedicado a la memoria del héroe de Bailén, el Parque, la Plaza de la Marina y la calle del marqués de Larios hasta llegar a la Plaza de la Constitución.

 

En tan emblemático lugar, donde se encontraba entonces el Ayuntamiento y donde la Asociación Histórico – Cultural “Teodoro Reding” colocó en 2009 y 2012 dos placas conmemorativas, tuvo lugar el recuerdo al “Gobernador Reding, el padre compasivo de los pobres, el inflexible administrador de la justicia”. Como explicaba Jon Valera, presidente del colectivo, así se le describía en un documento de 1808 salido de la imprenta de Luis Carreras en el que se ensalzaba su papel en la primera victoria en campo abierto sobre un ejército napoleónico en toda Europa, y a la que contribuyeron los numerosos malagueños que le siguieron.

 

Tras las intervenciones del Cónsul Honorario de Suiza en Málaga, Thomas Hänni, y la concejala de los distritos Centro y Teatinos – Universidad, Gemma del Corral, se izaron las banderas de los países europeos que entonces estuvieron enfrentados y la de Andalucía, al mismo tiempo que la Banda Municipal de Música interpretaba los correspondientes himnos. Un acto por la Paz en el año en el que se cumple el Bicentenario del tratado de Valençy por el que finalizaría la Guerra de la Independencia, y que concluyó con salvas de fusilería y Artillería en recuerdo de los héroes malagueños y los Suizos de Reding.

 

Finalmente, tres miembros de la asociación, Miguel Ángel Quero, Ana María Chiquilla y Francisco Luis Sola-Isidro, recibieron el Escudo de Distinción de Bailén, condecoración histórica fielmente reconstruida, por su labor de divulgación de los hechos de 1808 a través de la Recreación Histórica.

 

El evento volvió a contar con representantes de la familia Reding de Málaga, el Club Suizo “Costa del Sol”, la Real Hermandad de Santa María de la Victoria, la Agrupación de Miniaturistas de Málaga “Comandante Benítez”, docentes y estudiantes universitarios.

 Desfile_Paseo_Reding

 

Recuerdo de los hechos de 1810 y 1812

 

La jornada se completó con un pequeño acto en Teatinos en honor de los defensores de la ciudad del 5 de febrero de 1810, cuando las tropas napoleónicas llegaron a la ciudad; y, posteriormente, en la Playa de la Malagueta, con una escenificación del desembarco y asalto de un destacamento de la Royal Navy a una batería napoleónica. Un evento novedoso que, seguido con gran expectación por malagueños y visitantes, sirvió para recordar la incursión británica de abril de 1812 contra la base corsaria napoleónica del puerto de Málaga y sus defensas costeras. El mismo contó con la fundamental participación de la Asociación de Pescadores del Litoral Este de Málaga y su Club Deportivo “La Espaílla”, que aportó para el desembarco su jábega “La Araceli”.

 

 

Fotografías: Antonio Díaz, Juan Antonio Solís, Josef Dovorsky, Ángel Ruiz.

 Escenificación Malagueta

 www.teodororeding.es

Anuncios