Exposición colectiva Presencias 51 – 25 años de Presencias

En este año 2021 APLAMA celebra sus 25 años de vida dedicados al arte, en esta ocasión se celebra con una colectiva en el Espacio Expositivo Pacífico 54 de la Diputación de Málaga. La colectiva lleva el título de “Presencias 51 – 25 Años de Presencias” y en ella participan más de 40 artistas de diferentes disciplinas y estilos.

Debido a las medidas tomadas por el coronavirus no habrá acto de inauguración, por lo que la exposición podrá visitarse del 9 de abril al 21 de mayo de 2021, de lunes a viernes, de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas. La entrada es libre hasta completar el aforo normativo.

PRESENCIAS 51 – SALA DE EXPOSICIONES MARÍA VICTORIA ATENCIA

PRESENCIAS 51 – 25 AÑOS DE PRESENCIAS        

DEL 9 DE ABRIL AL 21 DE MAYO DE 2021

PINTURA, ESCULTURA, DIBUJO, GRABAGO, INSTALACIÓN Y FOTOGRAFÍA

ESPACIO EXPOSITIVO DIPUTACIÓN PACÍFICO 54 SALA DE EXPOSICIONES MARÍA VICTORIA ATENCIA

Obra de Francisco Sánchez Gil que participará este año en Presencias 51.

Francisco Sánchez Gil

Título: Robot

Técnica: lata, madera y mixta. Medidas: 51×19,5×14,5

BASES PARA EXPONER

  1. Todos los artistas participantes deberán ser asociados de APLAMA y estar al corriente del pago de la cuota.
  2. Cada artista presentará una sola obra en la disciplina que desee. Respecto a las medidas SE ESTABLECE EL METRO DE ANCHO COMO MÁXIMO, la altura sigue siendo libre.  Los cuadros deberán ir sin ningún tipo de marcos o listoncillos, mientras que las obras sobre papel o fotografía deberán llevar un pequeño listoncillo y con metacrilato (NO se aceptará cristal o aquellas obras sobre papel que no lleven nada). La técnica y la temática serán libres en cualquiera de las disciplinas.
  3. Para la elaboración del catálogo los artistas participantes deberán presentar desde el 1 al 23 de febrero de 2021 la imagen de la obra en JPG, que pese mínimo 2 megas y 300 ppp, con su correspondiente ficha técnica (nombre, título, técnica, medidas y valoración) bien en un pendrive entregándolo en la sede de APLAMA en Av. del Comandante Benítez, nº 7 de lunes a viernes de 10.00 a 13.00 horas, o bien mandando la imagen y la ficha técnica al correo de APLAMA que es info@aplama.com No se admiten imágenes que no cumplan con las condiciones pedidas ni aquellas que tengan una mala calidad para ser reproducidas. Esperamos que sepáis comprender este punto, pues desde el CEDMA estas son las exigencias que nos piden para la realización del catálogo.
  4. La obra se entregará por parte del artista o persona autorizada en la sede de APLAMA, en la Sala de Exposiciones Manuel Barbadillo, en Av. del Comandante Benítez, nº 7 del 22 al 26 de marzo  de 2021 de 10.00 a 13.00 horas.
  5. Se editará un catálogo por parte de Diputación en el que figurarán las obras que formen parte de la exposición siempre y cuando la imagen sea de la calidad suficiente para ser reproducida como especificamos en el punto 3.
  6. La exposición en un principio será del 9 de abril al 21 de mayo de 2021,  aunque como bien sabéis estamos en mitad de una pandemia y esto puede variar, en todo caso os tendremos informados de cualquier cambio. Las obras serán retiradas por los artistas que formen parte de la exposición o persona autorizada del 26 al 31 de mayo de 2021 de 10.00 a 13.00 horas de nuevo en la sede de APLAMA, en este aspecto pedimos colaboración tanto en la entrega como en la recogida de la obra cumpliendo debidamente con las fechas y horarios. Así mismo os recordamos que las obras expuestas no podrán ser retiradas bajo ningún concepto antes del tiempo indicado. Pasado el tiempo de recogida ni APLAMA ni Diputación se responsabilizan del deterioro o extravío de las mismas, haciendo saber que pasado seis meses sin haber retirado la obra, ésta formará parte de los fondos de APLAMA y dispondrá libremente de ella en beneficio de la Asociación.
  7. Desde la Junta Directiva de APLAMA se apela una vez más a la profesionalidad de cada uno de los artistas para que esta muestra sea un nuevo éxito expositivo, así mismo aquellas obras que no se ajusten a las bases no formarán parte de la exposición.
  8. La participación en Presencias 51  implica la aceptación de las bases.

INAUGURACIÓN: “Selva del tiempo” de JOSÉ LUIS VALVERDE

Selva del tiempo

JOSÉ LUÍS VALVERDE

Proyecto comisariado por

POLAROID STAR

Inauguración: Sábado27 de febrero de 2021  (11:00 h a 18:00 h)

Selva del tiempo

La primera vez que estuve en Estambul, mientras paseaba por no recuerdo qué barrio, encontré una antigua casa señorial con un hermoso jardín, descuidado y majestuoso en su espesura. Como tenía abierta la verja, continué mi vagabundeo entre aquella vegetación casi salvaje, hasta llegar a lo que, en principio, me costó reconocer como una tumba en el suelo. La razón de mi despiste era un enorme árbol que había reventado la losa, y se erguía brioso hacia el cielo desde la fosa… Y eso es lo que hallamos en Selva del tiempo, muertos que viven en la vegetación que José Luis Valverde ha pintado para ellos. En ellos. Con ellos.

Ellos somos nosotros cualquier día que pasa, pues del tiempo va esta exposición, y de modos de ser en el transcurso de la desaparición. De hacerla ver y de hacerla nuestra. Si el abuelo de Pepe Valverde era pintor amateur además de hacer tumbas, parece que su nieto ha profesionalizado lo primero y recuperado su querencia por las lápidas… Mas, sobre todo, por lo que puede haber ahí debajo, todo un mundo de posibilidades que, en las manos de nuestro artista, se hace de óleo y regusto irónico por la tierra removida, por el olvidado aliento de los habitantes de un lodo oscuro y fértil que nos incita a sumergirnos en él, adelantando el momento del festín de los bichos del subsuelo, o quizás invitándonos a la fiesta. En su Memorias póstumas de Brás Cubas, Machado de Assis hacía que su protagonista nos recibiese en la primera página con un estupendo brindis: “Al gusano que primero royó las frías carnes de mi cadáver dedico como sentido recuerdo estas memorias póstumas”. Irónica y sagaz entrada a un texto tan divertido como relevante, que comparte tono lúdico y abismal con las pinturas y esculturas que aquí nos trae Valverde. Pues sí, de entrada, el tema fúnebre podría hacernos esperar una semántica del pesar y la melancolía, el filtro del placentero hacer pintura de nuestro autor ha dejado en estas obras un encanto de lo tenebroso que destella fogonazos cromáticos como nocturnas flores venenosas, luces de una verbena ultraterrena que condimenta paisaje con vanitas, a modo de jugosas naturalezas muertas más vivas que nunca. Montadas en un primoroso relato espacial, las piezas de Selva del tiempo respiran hondo como la mala hierba, en una fronda pictórica que nos deja sólo atisbar el resto de los difuntos, donde ya no sabemos cómo acaba el hueso y empieza lo verde. Emboscándolos en su follaje, Valverde nos ralentiza su aparición, administrando una economía de la visibilidad de la que ya ha hecho discurso propio, demorando la imagen en su aceite primigenio de pasta y gesto, de estrategia barroca y lucidez decadentista. Por eso, el fluir de los acontecimientos de óleo sobre las telas, o de dientes en el yeso, late con el vigor de la savia amarga y febril del que sabe que el qué y el cómo son ya lo mismo, como lo son estos cadáveres y sus refugios. También por eso Valverde puede pintar la vida de estos muertos en un tiempo más allá, y más abajo, del que habitamos nosotros, una posteridad hermosa y oscura sin llantos ni quejas, con gatos que nos miran y pájaros que vuelan antes, o después, de ser sus caninas devoradas… O también más acá y más arriba, junto a nosotros en el armario o en el plato, ante el mar o en el espejo, compañas de otros tiempos que están en éste… Así nos ofrece Valverde unas santas sillas en las que sentarnos a este banquete servido en el sustrato del paraíso, exquisita revisión de los tabúes que nos ocultan el único futuro cierto. Un convite sensualista de pintura y tierra leve, húmeda y cálida, campo fecundo para el quehacer de un artista que no deja de crecer como las pujantes plantas de esta su jungla crónica, silenciosa y anhelante de lo desconocido, hambrienta de más tiempo que hacer pintura, para nosotros y, bien lo sabe Valverde, para ellos. Pues si todos seremos polvo, ahora somos pintura en la Selva del tiempo.

Polaroid Star

José Luis Valverde (Málaga,1987) es Graduado en Bellas Artes y Máster en Producción Artística Interdisciplinar por la Universidad de Málaga, donde actualmente realiza su investigación doctoral. Ha realizado exposiciones individuales en Centro Cultural CajaGranada – Memoria de Andalucía (Granada, 2020), FACBA – Facultad de Bellas Artes de Granada (2020), Sala de Exposiciones del Convento de Santa Inés (Beca Iniciarte, Sevilla, 2019), Open Estudio – Griffin Gallery (Londres, 2016), Facultad de Bellas Artes de Málaga (2016) y en JMGaleria-ColumnaJM (Málaga, 2016), entre otras. Además, ha participado en numerosas colectivas en ámbitos como CCP María Victoria Atencia (Málaga 2019 y 2016), en Espacio El Butrón (Sevilla, 2018), CACMálaga (2018), Fundación Bancaja (Zaragoza, 2018), Centre del Carme Cultura Contemporània (Valencia, 2017) o Espacio Iniciarte – El Palmeral de las Sorpresas (Málaga, 2014), ARCO Madrid, en un proyecto conjunto para ABC Cultural (2018) o en Getxoarte (2017), entre otras muchas. Su obra ha sido reconocida, entre otros, con el primer premio MálagaCrea Artes Visuales 2018, la Beca Colart – The Fine Art Collective (Londres, 2017), A Secas. Artistas Andaluces de ahora (CAAC, Sevilla, 2015), la Beca Residencia ‘Creadores’ de La Térmica (Málaga, 2015), FACBA 2020 (UGR, Granada) o la Ayudas a la Producción Ayuntamiento de Málaga / Fundación La Caixa (2020) junto con la JMgalería. Su trabajo forma parte de las colecciones Fundación Canaria para el Desarrollo de la Pintura, CACMálaga (Málaga), Fundación Benetton, Universidad de Málaga o Ayuntamiento de Málaga, entre otras.

Participantes V Exposición Internacional de Arte Postal en Avilés «la tierra»

Siempre es una satisfacción el poder apoyar y contribuir a la realización y difusión del arte en cualquier dimensión y ámbito en que se desarrolle, pero en esta ocasión aún más si cabe, porque si hablamos de Mail Art, significa que estamos hablando de un concepto artístico muy ligado a Correos, al mundo postal, y cómo no, a la Filatelia.


Por eso, desde Correos aplaudimos el proyecto desde su origen, su gran reto, y felicitamos a su organización por las distintas convocatorias que desde la localidad de Avilés se vienen produciendo cada año, haciendo posible que cualquier artista del mundo pueda participar.


Correos sigue manteniendo ese apoyo inicial que ahora, en su V Convocatoria Internacional de Arte Postal en Avilés, aborda desde otra perspectiva con la que se pretende seguir apoyando y consolidando aún más este certamen.


En esta nueva inmersión postal, Correos emitirá un sello oficial con una de las obras presentadas, para conseguir una divulgación, conocimiento y reconocimiento como ese pequeño efecto postal sabe otorgar, no sólo a la obra, o a su artista, sino también a esta manifestación artística que es capaz de combinar comunicación postal y expresividad creativa como es el arte por correo.


Pero desde Filatelia de Correos también vamos hacer partícipe al Museo Postal del movimiento Mail Art surgido en Avilés, reuniendo en sus instalaciones varias de las obras expuestas para que sean admiradas por los visitantes, y si esta situación anómala del COVID-19 lo permite, haremos una muestra itinerante por las distintas oficinas principales de Correos de nuestro país.


La V Convocatoria Internacional de Arte Postal en Avilés nuevamente es un éxito por la repercusión obtenida y por su alta participación con 500 obras presentadas provenientes de 37 países y estados, lo cual augura para los próximos años un evento a tener en cuenta en el calendario plástico nacional con visón internacional.

“De gente en gente” de JOSÉ MIGUEL CHICO LÓPEZ

De gente en gente

JOSÉ MIGUEL CHICO LÓPEZ

CHICO LÓPEZ: Geometría compartida y logaritmo humano.

“El tiempo puntillista está roto, o más bien pulverizado, en una multitud de instantes eternos  –eventos, incidentes, accidentes, aventuras, episodios-,

mónadas cerradas sobre sí mismas, bocados diferentes,

y cada bocado reducido a un punto que se acerca cada vez más

a su ideal geométrico de no bidimensionalidad”.

Zigmunt Bauman,Vida de consumo

Vivimos en tiempos de realidad compleja, parafraseando a Nick Srnicek diríamos que son de “profunda transformación”[1]. Los mantras de la modernidad reducidos a la geometría de las formas básicas, a la pureza del medio, o a la eficiencia y racionalidad productiva han sucumbido ante una nueva era digital acelerada que condensa el deseo humano y el tiempo presente dentro de un paradigma tecnológico controlado por logaritmos y big data. Si para Bauman lo líquido era la forma óptima de definir la temporalidad en la postmodernidad como disfrute hedonista de un presenteísmo perpetuo, será un nuevo concepto, el time complex[2], el que denomine este nuevo tiempo, “cada vez más gobernado por las tecnopolíticas y predeterminado por los algoritmos del capital”, siendo la digitalización del mundo síntoma de nuestro tiempo. En sintonía con estos flujos de información el individuo, subsumido en este mundo-red, construye su identidad de pantalla en pantalla satisfaciendo su deseo a golpe de clic, dentro de una nueva realidad que no es posible abordar desde una teoría simplista de los hechos.

Ante esta configuración de tiempo presente el anhelo melancólico de retorno del pasado no es posible desde el arte, circunstancia que Chico López indaga en este proyecto en JM Galería. Para el artista, el reduccionismo basado en el cuadrado, el triángulo y el círculo como modelo estético inspirado en la geometría está superado. En lugar de ello, propone una nueva manera de abordar la complejidad del presente mostrando una especie de paisaje topográfico donde todavía queda lugar para lo humano. O más bien poshumano, pues estos “restos”, conclusión del proceso de trabajo al que somete sus dibujos y pinturas, se asemejan más a una conciencia maquínica que a la destreza artesana.

Cercano, a primera vista, al trabajo de autores de la Escuela de Cálculo como Elena Asins, Manuel Barbadillo o Eusebio Sempere, Chico López busca alejarse de esta concepción tan matemática del espacio apostando por dotar a su “algoritmo” de personalidad propia. En este sentido más que partir de una imagen dada de antemano, su proceso de trabajo se nutre de elementos como el azar, o lo aleatorio, tratando de devolver calidez humana a la geometría. El artista plantea un modus operandi del cual no conoce su final, comenzando sus piezas con unas pautas programáticas las cuales deja llevar por el proceso. De un modo cuasi esquizofrénico vemos como la repetición de elementos, líneas y contrapuntos se despliegan por el plano de lo visible, como un intento de desbordar la percepción y esquivar la realidad, recordando por momentos las partituras experimentales de John Cage. Una especie de ritmo inserto en las diferentes piezas acompaña a modo de estructura sinfónica una suerte de paisajes diagramáticos que recuerdan alzados urbanísticos en algunas piezas o apuntes arquitectónicos en otras. En ocasiones se produce cierta sensación de vértigo, la desmesura del contrapunto en forma de dibujo provoca una fuga que desborda la mirada consecuencia de la acumulación de notas de información. Un modo de incidir en la realidad desde dentro planteando una nueva musicalidad imaginaria que se enfrenta a las imágenes silentes de la red, dotando de calidez lo que nos rodea. Es este escenario des-digitalizado donde se posibilita la escapada del flujo cotidiano de información binaria que nos devora y se puede ejercer algún tipo de resistencia al algoritmo-red en un contexto neoliberal de ganancia capitalista.

El proyecto “De gente en gente” se sirve de la tecnología no para conseguir plusvalía sino para ponerla al servicio de lo humano con un ejercicio de intervención desde los cimientos del sistema: “un nuevo proyecto que esté a la altura de la revolución digital” se sirva de “la infraestructura tecnológica de lo contemporáneo, es decir, de los algoritmos que lo determinan” y trate de paliar las consecuencia malignas del capitalismo al tiempo que se vislumbra un horizonte de futuro.

[1] Srnicek, N: Capitalismo de plataformas. Caja Negra. Buenos Aires. 2018.

2 En adelante citas de: Avanessian, A: Miamificación. Materia Oscura Editorial. 2019.

Javier Bermúdez

José Miguel Chico López  (Linares, 1967) es licenciado por la Facultad de Bellas Artes Alonso Cano de la Universidad de Granada en 1991 y Doctorado en Historia y Artes por la Universidad de Granada en 2018. Su trabajo artístico está vinculado a su obsesión por la separación Arte-Sociedad. Ha realizado más de veinte exposiciones individuales en sus veinte años de trayectoria profesional en diversas galerías y salas institucionales y también ha expuesto sus trabajos en ferias de arte internacionales como ARCO Madrid, SCOPELondon BALELATINA, Basilea, ARTEFIRA Bolonia. Su trabajo está representado en numerosas colecciones públicas y privadas  como las del CAC Málaga,  Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Fundación Luciano Benetton. Fundación Coca-Cola España,  Museo Zabaleta y las Universidades de Granada y Juan Carlos I, Madrid, entre otras

Desde 2013, Chico López ha utilizado su álter-ego USTED para desarrollar aspectos sonoros y videográficos dentro de su obra artística. En 2016 grabó su primer LP “Dios” con la productora granadina Grupo de Fe. Basándose en un desarrollo geométrico aleatorio que produce su obra gráfica y sonora, edita vídeos-animados que presenta junto a sus performance sonoras. Las ha presentado dentro del programa Openstudio 2014 en Madrid o en la celebración del centenario del nacimiento de José Guerrero “Apertura en Negro” para el centro que lleva su nombre en la ciudad de Granada.


[1] Srnicek, N: Capitalismo de plataformas. Caja Negra. Buenos Aires. 2018.

[2] En adelante citas de: Avanessian, A: Miamificación. Materia Oscura Editorial. 2019.

Apertura exposición Presencias 50-Artistas en Cuarentena

Coincidiendo con los 25 años, APLAMA inaugura su Presencias número 50 bajo el nombre de PRESENCIA 50-ARTISTAS EN CUARENTENA en la Diputación de Málaga (Pacífico, 54), exposición colectiva que recoge los trabajos realizados por más de 40 artistas durante los meses del confinamiento.

No habrá inauguración oficial, por lo que la exposición podrá visitarse, de lunes a viernes, de 10 a 17.30 horas desde el viernes 4 de diciembre de 2020 al 15 de enero de 2021, festivos cerrado.

Desde la Junta Directiva de APLAMA esperamos que en próximas inauguraciones todo se vaya normalizando y poder hacerlas como los artistas se merecen, pero ahora mismo mandan las circunstancias tan graves que estamos viviendo.

Francisco Sánchez Gil

Abierto MAGA. Málaga Gallery Weekend. 23 y 24 de octubre.

MAGA, Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo de Málaga, celebra este evento con motivo del comienzo de la temporada. Organizado conjuntamente con el Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga, tendrá lugar los días 23 y 24 de octubre. Para esta primera edición se han diseñado itinerarios guiados por los siete espacios asociados, con los que la asociación pretende acercar el arte contemporáneo a todos los ciudadanos.
www.galeriasmalaga-maga.com

Eduardo Hurtado
Arrullos y Escondites

Viernes 23 y sábado 24 de octubre, en horario especial, mas amplio
De 10:00 a 14:30 y de 17:00 a 21:30

Escondimos cantos rodados
y zarandeamos el bambú esa extraña primavera.
Nos ganamos la confianza de los gorriones.
Fue pestaña sobre hiedra trepadora.

Eduardo Hurtado

Arrullos y Escondites es la primera individual de Eduardo Hurtado en la Galería Isabel Hurley y en Málaga. Esta muestra reúne algunos de sus últimos trabajos y una selección de piezas revisadas, fundamentalmente escultura y dibujo. En esta exposición, el artista plantea un recorrido por la intimidad del gesto y la idea de un cuerpo sostenido, conceptos siempre presentes en su trayectoria, pero que indudablemente toman otras perspectivas en el contexto actual. Los dibujos son testigos de un viaje, y las piezas de suelo resultado de un encuentro. El amor. Un retomar lo íntimo, la respiración y lo pequeño. Un regreso a lo formal y a la ausencia de relato y, sin embargo, un tono, un ritmo y una temperatura concretas.., como si esta exposición quisiera ser una canción, la partitura de una nana o el canto de unos pájaros en el jardín.

Breve CV
Eduardo Hurtado (Valladolid, 1986) vive y trabaja en Bilbao. Es artista visual y trabaja en el ámbito de la escultura, la voz y la escritura con una aproximación al ámbito de las artes escénicas, desde la producción y la curaduría. Ha sido director de programas de Getxoarte y desarrolla su trabajo en la gerencia del espacio EL GABINETE. Licenciado en Bellas Artes y postgraduado en Historia Contemporánea por la EHU, está integrado como PhD Investigador dentro del Departamento de Arte y Tecnología formando parte del grupo de Investigación en Historia Contemporánea Experiencia Moderna y de AHOA – Archivo de la Memoria. Su trabajo de investigación se centra en el análisis de los procesos de conformación del gesto. Ha recibido diferentes premios y becas dentro del ámbito del análisis cultural y el comisariado, entre los que destacan Bilbaoarte en 2020, Labore (DSS2016), Generaciones, Inéditos o la beca de investigación del Centro Cultural Montehermoso.


Ha expuesto su trabajo como artista en diferentes espacios, ferias y centros de arte, como el Instituto Cervantes de Berlín, el Centro Párraga, Windsor Kulturgintza, Museo Guggenheim de Bilbao o recientemente en el Centro del Carmen de Valencia.


 

EDUARDO HURTADO. ARRULLOS Y ESCONDITES
 

Las flores tienen su lengua
para los enamorados

Federico García Lorca, Doña Rosita la soltera o El lenguaje de las flores

Lo que soporta. Lo que agarra. Lo que abraza. Lo que pellizca. Lo que toca. Allí donde hubo nudos y amarres hoy hay piezas metálicas que atraviesan y penetran. Lo que fueron cuerpos tendidos en mitad de un bosque en éxtasis, ahora son formas que se pliegan y se repliegan. Donde hubo cuento, relato, narrativa, ahora hay una voz que susurra, un trino, un canto. Dentro, cerca, pequeño. ¿Conoces esa historia de quien cayó de sus propias manos en un sueño porque alguien invirtió los cristales del mundo, y de esa manera extravió su nombre?(1).

Tras una estancia en el bosque algunas de las esculturas que se encontraron con el monstruo (2) y bailaron al son de danzas fantásticas han vuelto al entorno de lo doméstico, a la casa, el hogar. Desde la noción de lo entrañable y lo hogareño, escribe Freud, se desarrolla el concepto de lo sustraído a los ojos, lo oculto, lo secreto (3). Arrullos y escondites. 

La formación escultórica de Eduardo Hurtado siempre había buscado en esa disciplina la capacidad de sostener. Coleccionando objetos de uso cotidiano encontrados en mercadillos y tiendas de viejo, los objetos se recomponían con los cuerpos de otros mediante ataduras y nudos. Ahora sólo se sostienen unas sobre otras como la maroma sujeta al funambulista genetiano, tocándose. El ejercicio reflexivo que desplaza al sujeto hacia un lugar entremedias. Tocarse los unos a los otros en un intento de dejar de ser y dar paso a lo otro (4).  

En este viaje desde el bosque al lugar de la morada, las esculturas se han desnudado de especias y adornos para encontrarse con otros elementos que pertenecen a la ornamentación de lo doméstico, el jardín y las alfombras. 

Replegando y plegando, las alfombras se comportan como pequeñas formas en las que habita el tiempo-ahora. Decía Deleuze que “plegar-desplegar ya no significa simplemente tensar-destensar, contraer-dilatar, sino envolver-desarrollar, involucionar-evolucionar. El organismo se define por su capacidad de plegar sus propias partes hasta el infinito, y de desplegarlas, no hasta el infinito, sino hasta el grado de desarrollo asignado a la especie” (5) Si las esculturas son fruto de un encuentro, los dibujos, fotografías y pinturas que aparecen en esta muestra son un viaje hacia lo íntimo y lo pequeño. Flores que polinizan y germinan, se esconden entre los setos y brotan sobre el lienzo. Mientras, un canto de pájaros se oye en el jardín. Y “el jardinero cava en otro tiempo, sin pasado ni futuro, principio ni fin. Está en un tiempo en que el día no se divide en horas apresuradas, pausas para el almuerzo ni en el horario del último autobús para volver a casa. Al caminar por el jardín uno está en ese tiempo, nunca es posible recordar en que momento exacto se ha ingresado en él. El paisaje a nuestro alrededor se transfigura” (6) Como ocurre aquí, entre arrullos y escondites. Una partitura de una nana que conjura el miedo y alerta del peligro con ternura. Duérmete, niño, duerme. 

Jesús Alcaide. 2020

(1) Espaliú, Pepe. La imposible verdad. Textos 1987-1993. 2018.
(2) Hurtado, Eduardo. Oh, monstruo. Centre del Carme. 2019.
(3) Freud, Sigmund. Lo ominoso.  Obras completas. 1976.
(4) Conde-Salazar, Jaime. El fulgor (notas para una dramaturgia). Lo tocante. 2018
(5) Deleuze, Gilles. El pliegue. 1989
(6) Jarman, Derek. Naturaleza moderna. 2019

Inauguración Exposición de José Miguel Chico López en JMgalería hoy viernes 9 de octubre de 2020 a las 20:00 h

J M g a l e r í a

De gente en gente

José Miguel Chico López

Inauguración: Viernes 9 de octubre de 2020 a las 20:00 h

INTERLUDIO EN UNA JAM SESSION

                              Continuamente estamos tomando decisiones que conllevan unas determinadas consecuencias, todas ellas forman un conjunto de ideas que definen parte de nuestras realidades objetiva y figurada, muchas de estas providencias son planeadas, intuitivas o también impuestas por nuestro modo de vida o el entorno en el que cohabitamos. Con la suma de cada individualidad se forma la colectividad, vivimos en grupos que forman multitud, a medida que se amplían nuestras relaciones podemos poseer un alto grado de identidad sin una composición moral y social estructurada o sin orden. A medida que surgen las comunidades, vamos dibujando un entorno complejo donde la adición de las decisiones de cada individuo de la masa, afecta a nuestra interacción con el medio y construye nuestro contexto, en la representación de esto último, se confirma y nos publicita el inconsciente colectivo, los arquetipos arquitectónicos, urbanísticos o el mobiliario público, nos condicionan como establecer las relaciones entre los demás. La observación y el análisis de las conductas sociales y la correspondencia entre sus señales, determinan el arbitraje en mi proyecto artístico. Mis trabajos están formados por un conjunto de decisiones persistentes, concretas e intuitivas, que persiguen la dilucidación de las relaciones espaciales en el curso de la línea. La aleatoriedad de las diferencias emergentes entre la línea y el plano, configuran el inconsciente subyacente de una red compleja llena de individualidades. Normalmente percibimos la geometría por la similitud de sus formas con el triángulo, el cuadro o el círculo, en mis trabajos éstas son elementos arcaicos, consecuencia del empeño en traducir el espacio de forma simplista. Es el seguimiento del curso de una línea de predeterminadas condiciones, la que nos hace encontrar su orden comunitario y su singularidad, aunque todas estén determinadas por las mismas pautas.

José Miguel Chico López

José Miguel Chico López  (Linares, 1967) es licenciado por la Facultad de Bellas Artes Alonso Cano de la Universidad de Granada en 1991 y Doctorado en Historia y Artes por la Universidad de Granada en 2018. Su trabajo artístico está vinculado a su obsesión por la separación Arte-Sociedad. Ha realizado más de veinte exposiciones individuales en sus veinte años de trayectoria profesional en diversas galerías y salas institucionales y también ha expuesto sus trabajos en algunas ferias de arte internacionales como ARCO Madrid, SCOPELondon BALELATINA, Basilea, ARTEFIRA Bolonia. Su trabajo está representado en numerosas colecciones públicas y privadas  como las del CAC Málaga,  Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Fundación Luciano Benetton. Fundación Coca-Cola España,  Museo Zabaleta y las Universidades de Granada y Juan Carlos I, Madrid, entre otras

Desde 2013, Chico López ha utilizado su álter-ego USTED para desarrollar aspectos sonoros y videográficos dentro de su obra artística. En 2016 grabó su primer LP “Dios” con la productora granadina Grupo de Fe. Basándose en un desarrollo geométrico aleatorio que produce su obra gráfica y sonora, edita vídeos-animados que presenta junto a sus performance sonoras. Las ha presentado dentro del programa Openstudio 2014 en Madrid o en la celebración del centenario del nacimiento de José Guerrero “Apertura en Negro” para el centro que lleva su nombre en la ciudad de Granada.

Eduardo Hurtado. Arrullos y Escondites. 9 de octubre

Eduardo Hurtado

Arrullos y Escondites

Viernes 9 octubre 2020, 18:00h /
9 octubre – 21 noviembre 2020 /

“Escondimos cantos rodados
y zarandeamos el bambú esa extraña primavera.
Nos ganamos la confianza de los gorriones.
Fue pestaña sobre hiedra trepadora.”

Eduardo Hurtado

Arrullos y Escondites es la primera individual de Eduardo Hurtado en la Galería Isabel Hurley y en Málaga. Esta muestra reúne algunos de sus últimos trabajos y una selección de piezas revisadas, fundamentalmente escultura y dibujo. En esta exposición, el artista plantea un recorrido por la intimidad del gesto y la idea de un cuerpo sostenido, conceptos siempre presentes en su trayectoria, pero que indudablemente toman otras perspectivas en el contexto actual. Los dibujos son testigos de un viaje, y las piezas de suelo resultado de un encuentro. El amor. Un retomar lo íntimo, la respiración y lo pequeño. Un regreso a lo formal y a la ausencia de relato y, sin embargo, un tono, un ritmo y una temperatura concretas.., como si esta exposición quisiera ser una canción, la partitura de una nana o el canto de unos pájaros en el jardín.

Breve CV
Eduardo Hurtado (Valladolid, 1986) vive y trabaja en Bilbao. Es artista visual y trabaja en el ámbito de la escultura, la voz y la escritura con una aproximación al ámbito de las artes escénicas, desde la producción y la curaduría. Ha sido director de programas de Getxoarte y desarrolla su trabajo en la gerencia del espacio EL GABINETE. Licenciado en Bellas Artes y postgraduado en Historia Contemporánea por la EHU, está integrado como PhD Investigador dentro del Departamento de Arte y Tecnología formando parte del grupo de Investigación en Historia Contemporánea Experiencia Moderna y de AHOA – Archivo de la Memoria. Su trabajo de investigación se centra en el análisis de los procesos de conformación del gesto. Ha recibido diferentes premios y becas dentro del ámbito del análisis cultural y el comisariado, entre los que destacan Bilbaoarte en 2020, Labore (DSS2016), Generaciones, Inéditos o la beca de investigación del Centro Cultural Montehermoso.


Ha expuesto su trabajo como artista en diferentes espacios, ferias y centros de arte, como el Instituto Cervantes de Berlín, el Centro Párraga, Windsor Kulturgintza, Museo Guggenheim de Bilbao o recientemente en el Centro del Carmen de Valencia.