Colectiva/Group Show: En pos del andrógino. Del hermafrodita a la mirada queer.

 

galeria isabel hurley

En pos del andrógino

 

En pos del andrógino.
Del hermafrodita a la mirada queer

Rafael Agredano, Ana Laura Aláez, Bola Barrionuevo, Carmela García, Jose Antonio Hergueta, Yasumasa Morimura, Marina Núñez, Leo Peralta, Juan Carlos Robles, Andres Serrano.

Comisariada por Alfredo Taján

Inauguración viernes 6 de julio, 20:00 h.

6 de julio – 6 de octubre de 2018

 

Los emblemas, alegorías y símbolos del imaginario homosexual, lésbico y trans, que históricamente han recalcado que detrás del cuerpo emergen otros cuerpos, y otros deseos, han exigido diversas estrategias de representación, que si bien, día a día y con bastante esfuerzo, van ocupando espacios artísticos, por lo tanto, socio-culturales, significativos, expresan, en sus puestas en escena, los miedos latentes que subyacen en el proceso de pasar de gusano a mariposa. Precisamente de esa fragilidad debe extraerse su grandeza.

La exposición En pos del andrógino: del hermafrodita a la mirada queer, recoge el guante, nunca mejor dicho, de aquel ensayo de Estrella de Diego, El andrógino sexuado, en el que se apuesta por la androginia como posible forma de liberación de aquella auctoritas que ha repartido los papeles más o menos preponderantes en la sociedad, desde la antigua Roma hasta hoy día, sin que haya variado un milímetro su tutelaje moral, un aplastante dominio que transformó cuerpos y deseos heterodoxos en escaparates residuales del desorden y el caos.  

Si la apuesta por el andrógino supone la anulación del modelo diferenciador, los diez creadores plásticos que hemos seleccionado para esta colectiva en la Galería Isabel Hurley –Rafael Agredano, Ana Laura Aláez, Bola Barrionuevo, Carmela García, José Antonio Hergueta, Yasumasa Morimura, Marina Núñez,  Leo Peralta,  Juan Carlos Robles y Andrés Serrano- han sobrevivido, en cuanto a planteamiento y resolución formal, a circunstancias iconográficas no siempre adversas pero cuanto menos enigmáticas. La Historia con mayúsculas habla por ellas. Desde la estatuaria greco-latina pasando por la ambigua concepción de la belleza que se encuentra en obras de Leonardo, Miguel Ángel o Caravaggio, hasta llegar a Rose Slavy/Marcel Duchamp o algunas Polaroids en las que Warhol aparece como Madame Warhola, sin olvidar los relatos literarios en distintos géneros –aunque de innegable plasticidad-, de Eduardo II (Marlowe) Dorian Gray (Wilde), Heliogábalo (Artaud), Tomás el impostor (Cocteau), Orlando (Virgina Woolf), Mira Brekinridge (Gore Vidal), Cobra (Sarduy), por solo citar unos cuantos títulos de una dilatada lista, debemos afirmar que todas y cada una de las propuestas que aquí se presentan han hurgado en la extrañeza del cuerpo que quiere salirse de la norma, que busca caminos alternativos y que jamás se subordina. Como en la misma imagen, tantas veces multiplicada, de San Sebastián, uno de los mitos en los que se asienta el santuario gay, no se sabe a ciencia cierta dónde empieza la pulsión mística y dónde culmina la atracción erótica.

Entre el sarcasmo y la simulación, los ideales estéticos ofrecen un contraste lacerante entre denuncia e imposibilidad; valga, entonces, correr a toda prisa En pos del andrógino, para vivir, y disfrutar, del arte, de la cultura, en definitiva, de la vida, con sus luces y sus sombras, pero como es debido. 

Alfredo Taján

 

FUTURO-FICCIÓN: TO BE CONTINUED…

GALERIA JM

FUTURO-FICCIÓN: TO BE CONTINUED…

 

Álvaro Albadalejo, José García Vallés, José María Hevilla, Victoria Maldonado

Galeria JM Futuro-Ficcion

 

La Ciencia-Ficción no es un género literario insustancial. Más allá de la aparente apología científica-mecánica, evalúa aspectos lúcidos que tienen que ver con los problemas internos de cada sociedad, algo de lo que ha hecho uso el ser humano ante el deseo de escapismo que aflora cuando contempla dificultades para abordar la realidad que está viviendo.

 

Simbólicamente, huir a otros tiempos y otros entornos mirando hacia los grandes retos del hombre, son métodos que sirven para  establecer un tanteo acerca de qué preocupaciones colectivas hay, y regular parámetros que pueden tener cierto aire  profético, o bien, solo hacen crítica social. Hoy en día, la Ciencia-Ficción se ocupa de perfilar una perspectiva catastrófica de futuro, cuestionando temáticas que atañen a la globalización, como pueden ser la ecología, el uso inadecuado del agua o las energías, la soledad, la pobreza, los cambios estructurales o la creciente tecnología.

De este modo, se plantea una exposición que funciona como un relato ficticio y subjetivo de contenido reflexivo. Cada uno de los cuatro artistas que conforman esta exposición, conecta accidentalmente con temáticas supeditadas al género, y esto lo relaciona con problemáticas vigentes. Detrás de sus obras, hay un contenido existencial  que se manifiesta en el deseo de romper los límites de lo imposible.

 

El caso más evidente lo encontramos en las obras de Victoria Maldonado (Málaga, 1989) cuyas esculturas de porcelana recuerdan a seres provenientes del espacio exterior. A pesar de su carácter espiritual, la morfología orgánica que presentan, nos transporta a una dimensión en la que se puede contactar con figuras ameboideas de carácter hostil. Aborda la temática de “Lo Insólito”, es decir,  las invasiones a la Tierra o las mutaciones narradas en la versión Hard del género, y se traduce a la problemática social actual como preocupación por la existencia; el miedo a la guerra, la destrucción o la perversidad.

 

También así ocurre con la obra de Álvaro Albadalejo (Granada, 1983). Sus piezas inquieren sobre la enajenación, la alucinación o la psicología alterada. Se relaciona con “la Fantaciencia”, otro subgénero Hard. Sus obras forman parte de éste diálogo como una suerte de Solipsismo, una creencia metafísica que defiende que la realidad no es más que los estados mentales del propio yo. Esto justifica la existencia de mundos personales ficticios, y en su transcripción social, se manifiesta como desasosiego provocado por construcciones psicológicas pesimistas, derivadas de la marginación social.

 

José María Hevilla (Málaga, 1990) por su parte,  hace uso de la “Versión Clásica” del género, en la que se propone una realidad simulada como promesa de algo mejor. Aborda el tema de la comunicación a través de lenguajes digitales, y critica con ello problemáticas vinculadas con la concepción del hombre actual como puede ser el consumo, la putrefacción o la vigilancia. Plantea para ello alternativas programadas, como la inteligencia artificial de la que parten los ciborgs. Es readaptar la temática de Frankenstein a la programación informática y reinterpretarla a través de la pintura. Se trata de rediseñar un modelo que pretende una versión mejorada, pero que no siempre sale bien.

 

Cuestiones más científicas son las que subyacen a la obra de José García Vallés (Sevilla, 1986). En su caso, armoniza formas, secuencias y luces para abordar el metaterritorio. Le interesan los ciclos espacio-temporales, la astrofísica y la conexión con el límite de futuro. La idea de llegar a una distopía ideal a través de la tecnología justifica un interés social por los cambios estructurales, algo que enlaza en Ciencia-Ficción a través del subgénero de la “Ucronía”, una reconstrucción de hechos posibles, que no han sucedido realmente. Viajar en el tiempo, tecno-ciencia mediante, es posible, y esto garantiza una perspectiva de futuro tangible al cambio.

Expuestas estas conexiones, se invita al espectador a construir su propia historia de Ciencia-Ficción a partir de las obras que constituyen la exposición como constructo de una mente que concibe la posibilidad de encontrar nuevas vías en una realidad alternativa, alejada de los esquemas establecidos en el pasado, y  que son aquellos que continúan hoy, aunque en constante evolución, en nuestro presente.

 

 

Patricia Bueno del Río

 

Canal Sur Granada inaugura la exposición “Alhambra y Albaycín” de Francisco Sánchez Gil

 

MF2-A010

 

RTVA/Isla de la Cartuja (Sevilla), 5 de junio  de 2018. Canal Sur Radio y Televisión en Granada (Calle Laguna de Aguas Verdes, 15-Urbanización Bola de Oro) presenta del 5 al 30 de junio  de 2018 la exposición “Alhambra y Albaycín” del artista  Francisco Sánchez Gil, miembro de la Asociación de Artistas Plásticos de Málaga (Aplama)

 

Alhambra y Albaycín, exposición de Sánchez Gil, Centro de Produción RTVA, Granada, del 6 l 30 de junio del 2018.

 

Esta exposición es un homenaje a Granada plasmado en una veintena de obras de pequeño y mediano formato pintadas en marzo de 2018 con acrílico, rotulador y bolígrafo sobre papel y cartulina. Sánchez Gil casi nunca repite exposición, para cada ciudad en la que expone realiza un trabajo temático específico que en este caso es fruto del embrujo granadino que cautivó su mente y sus sentidos.

La exposición “Alhambra y Albaycín” permanecerá abierta hasta el 30 de junio de 2018 y puede visitarse de nueve de la mañana a nueve de la noche, de lunes a domingo.