Marc Montijano en la Galería La Casarosa. Bajo el título Crucifixi Stigmata, Montijano mostrará 24 obras, entre lienzos y esculturas, así como una instalación pensada ex profeso para este espacio.

El artista bucea en su particular universo creativo para presentarnos una selección de piezas plena de armonía y pureza. Un trabajo sólido y maduro en el que invita al espectador a la reflexión y al equilibrio interior.

La inauguración tendrá lugar hoy jueves 15 de septiembre a las 20h., en Galería la Casarosa, C/República Argentina 23, 29016 – Málaga – España.

 

Exposición de Marc Montijano en la galería La Casarosa 

Crucifixi Stigmata de Marc Montijano

Marc Montijano (n. 1978) retoma la actividad expositiva de La Casarosa con Crucifixi Stigmata. Una muestra en la que el artista bucea en su particular universo creativo para presentarnos una selección de piezas plenas de armonía y pureza. Un trabajo sólido y maduro en el que invita al espectador a la reflexión y al equilibrio interior.

Tras la exposición Carne de Camello de Francisco Peinado, la galería malagueña apuesta para abrir su temporada expositiva con el trabajo de Marc Montijano.

El artista nos propone  un paseo por su característico mundo a través de una exposición compuesta por veinticuatro piezas, realizadas entre 2008 y 2011, y una instalación, que permanecerá expuesta en la galería como huella de la performance No soy quien tú crees, que el artista realizará durante la inauguración.

Contra la opulencia la obra de Marc Montijano propone austeridad, una austeridad que se traduce en el lienzo reduciendo los elementos al mínimo. Sacando a relucir la arquitectura compositiva y sustentada por su característico uso de cuerdas, que se ha convertido en el sello de este artista español.

Como ha indicado Montijano respecto a su trabajo: “Estoy interesado en lo sencillo, en la pureza, intento que la arquitectura compositiva de la obra se sostenga utilizando los elementos mínimos. Las cuerdas, como mi principal seña de identidad y unas pocas tonalidades… Voy quitando todo lo superficial, los adornos innecesarios, hasta dejar lo mínimo, por así decirlo el esqueleto, para intentar llegar a la esencia lo más pura posible. Mi trabajo tiene un mensaje, evidentemente no hago esto sólo por estética, mis cuadros son el reflejo de un proceso de búsqueda interior”.

Todas las obras de la muestra (21 pinturas, 2 esculturas y 1 objeto), pertenecen a su serie Crucifixión. Crucifixión en una serie teñida de espiritualidad, fruto de un largo periodo de maduración de casi diez años. Durante este tiempo su obra, ha ido evolucionando de la figuración a la abstracción y del trazó a la materia.

Como el propio artista ha declarado,  Crucifixi Stigmata, cierra el ciclo de la serie Crucifixión, supone el final de una etapa iniciada en 2006 con las primeras obras de esta serie.

“Esta exposición es muy especial porque supone el final de una etapa, aunque hay algunas obras anteriores, la mayoría de las piezas las he realizado expresamente para esta muestra en el último año y medio. Ha supuesto una reflexión madura, una revisión del origen, antes de dar un paso al frente.

Crucifixión ha sido una serie catártica, que me ha trasformado y liberado. Con ella he asentado las bases de todo mi universo artístico y de toda la filosofía que hay detrás de él. Trabajos posteriores como Roma o la serie de performances Metamorfosis, que estoy desarrollando actualmente en el CAC Málaga, se asientan sobre los principios de Crucifixión y se alimentan de su filosofía. Es el germen de todo”.

  

Anuncios