GALERIA JM

FUTURO-FICCIÓN: TO BE CONTINUED…

 

Álvaro Albadalejo, José García Vallés, José María Hevilla, Victoria Maldonado

Galeria JM Futuro-Ficcion

 

La Ciencia-Ficción no es un género literario insustancial. Más allá de la aparente apología científica-mecánica, evalúa aspectos lúcidos que tienen que ver con los problemas internos de cada sociedad, algo de lo que ha hecho uso el ser humano ante el deseo de escapismo que aflora cuando contempla dificultades para abordar la realidad que está viviendo.

 

Simbólicamente, huir a otros tiempos y otros entornos mirando hacia los grandes retos del hombre, son métodos que sirven para  establecer un tanteo acerca de qué preocupaciones colectivas hay, y regular parámetros que pueden tener cierto aire  profético, o bien, solo hacen crítica social. Hoy en día, la Ciencia-Ficción se ocupa de perfilar una perspectiva catastrófica de futuro, cuestionando temáticas que atañen a la globalización, como pueden ser la ecología, el uso inadecuado del agua o las energías, la soledad, la pobreza, los cambios estructurales o la creciente tecnología.

De este modo, se plantea una exposición que funciona como un relato ficticio y subjetivo de contenido reflexivo. Cada uno de los cuatro artistas que conforman esta exposición, conecta accidentalmente con temáticas supeditadas al género, y esto lo relaciona con problemáticas vigentes. Detrás de sus obras, hay un contenido existencial  que se manifiesta en el deseo de romper los límites de lo imposible.

 

El caso más evidente lo encontramos en las obras de Victoria Maldonado (Málaga, 1989) cuyas esculturas de porcelana recuerdan a seres provenientes del espacio exterior. A pesar de su carácter espiritual, la morfología orgánica que presentan, nos transporta a una dimensión en la que se puede contactar con figuras ameboideas de carácter hostil. Aborda la temática de “Lo Insólito”, es decir,  las invasiones a la Tierra o las mutaciones narradas en la versión Hard del género, y se traduce a la problemática social actual como preocupación por la existencia; el miedo a la guerra, la destrucción o la perversidad.

 

También así ocurre con la obra de Álvaro Albadalejo (Granada, 1983). Sus piezas inquieren sobre la enajenación, la alucinación o la psicología alterada. Se relaciona con “la Fantaciencia”, otro subgénero Hard. Sus obras forman parte de éste diálogo como una suerte de Solipsismo, una creencia metafísica que defiende que la realidad no es más que los estados mentales del propio yo. Esto justifica la existencia de mundos personales ficticios, y en su transcripción social, se manifiesta como desasosiego provocado por construcciones psicológicas pesimistas, derivadas de la marginación social.

 

José María Hevilla (Málaga, 1990) por su parte,  hace uso de la “Versión Clásica” del género, en la que se propone una realidad simulada como promesa de algo mejor. Aborda el tema de la comunicación a través de lenguajes digitales, y critica con ello problemáticas vinculadas con la concepción del hombre actual como puede ser el consumo, la putrefacción o la vigilancia. Plantea para ello alternativas programadas, como la inteligencia artificial de la que parten los ciborgs. Es readaptar la temática de Frankenstein a la programación informática y reinterpretarla a través de la pintura. Se trata de rediseñar un modelo que pretende una versión mejorada, pero que no siempre sale bien.

 

Cuestiones más científicas son las que subyacen a la obra de José García Vallés (Sevilla, 1986). En su caso, armoniza formas, secuencias y luces para abordar el metaterritorio. Le interesan los ciclos espacio-temporales, la astrofísica y la conexión con el límite de futuro. La idea de llegar a una distopía ideal a través de la tecnología justifica un interés social por los cambios estructurales, algo que enlaza en Ciencia-Ficción a través del subgénero de la “Ucronía”, una reconstrucción de hechos posibles, que no han sucedido realmente. Viajar en el tiempo, tecno-ciencia mediante, es posible, y esto garantiza una perspectiva de futuro tangible al cambio.

Expuestas estas conexiones, se invita al espectador a construir su propia historia de Ciencia-Ficción a partir de las obras que constituyen la exposición como constructo de una mente que concibe la posibilidad de encontrar nuevas vías en una realidad alternativa, alejada de los esquemas establecidos en el pasado, y  que son aquellos que continúan hoy, aunque en constante evolución, en nuestro presente.

 

 

Patricia Bueno del Río

 

Anuncios