J M g a l e r í a

Inauguración / Opening

Viernes 27 de abril, a las 20:30 h

 

 

José Luís Valverde

 

J M s h o w

JMgalería presenta, el próximo viernes día 27 de abril, a las 20:30 horas, un nuevo grupo de trabajos del artista José Luís Valverde, que se incorporan al proyecto expositivo curatorial JMshow.

 

 Tras poco más de dos años, vuelve a JM galería el artista José Luis Valverde, esta vez al espacio general de la programación expositiva,  después del descubrimiento de su obra a través de Huile de Poison, su debut expositivo gestado en un doble proyecto: Huile de poison. Adornos”, en las salas de la facultad de Bellas Artes de Málaga; y Huile de poison. En el salón, en Columna JM, -espacio dedicado al arte emergente andaluz dentro de la galería-, articulados ambos bajo el comisariado de Carlos Miranda; y tras su reciente paso por Londres y ARCOmadrid, gracias a la beca Fulbright y el proyecto ABC ARCO respectivamente. En esta ocasión, presentamos un nuevo grupo de trabajos, esta vez, integrados en el proyecto curatorial JMshow.

José Luis Valverde (Málaga, 1987) es un artista que difumina hasta borrar por completo la línea divisoria entre la figuración, en tanto que se reconocen elementos de la realidad en sus cuadros, y la abstracción, fomentada por el uso monocromo del negro, que imposibilita una fácil apreciación de lo representado, y que sólo se ve momentáneamente alterado por la presencia de algunas pinceladas, más que expresivas, en tonos azules. Una difícil apreciación que no es gratuita, sino que atiende, como bien escribía Carlos Miranda, a una intención de negar la imagen y hacer reflexionar sobre el lienzo cómo difícil espacio de exposición de la pintura para, en última instancia, obligar al espectador o espectadora a acercarse a la obra y desentrañar qué es aquello que aparece oculto entre tanta oscuridad. Retomando la pincelada y el empleo del óleo, estos adquieren una presencia protagonista en su trabajo, llegando a denominar al material como “veneno”. Dicha relevancia al material empleado en la obra, que llega a convertirse en contenido y adquiere la misma importancia que los propios elementos representados, ya la encontrábamos en movimientos artísticos de gran relevancia del siglo pasado tales como el Expresionismo Abstracto norteamericano o el Informalismo Europeo -recordemos a Manuel Millares-, que, con sus diferencias y semejanzas, compartían un rasgo común: llevar la pintura a una dimensión más matérica e híbrida donde los límites entre pintura y escultura, e incluso objeto, quedaran completamente destruidos. Algo que puede apreciarse en la obra titulada Skull and Candle (After Gerhard Richter) donde el artista emplea empastes de pintura que sobresalen del soporte llegando a convertirse en relieve. Además, el título, lejos de ser inocente, se inscribe en la tendencia apropiacionista, muy frecuente en el panorama artístico desde hace unas décadas, al aludir a una obra del conocidísimo artista Gerhard Richter, del mismo nombre, para resignificarla. Pero los guiños a la Historia del Arte son frecuentes en Valverde, presentes en sus anteriores trabajos en el empleo de floreros, similares a bodegones y naturalezas muertas, así como el paisaje con un carácter simbólico, y en este caso a la vanitas tan prolífica durante el barroco europeo y, en concreto en el español, en la obra comentada anteriormente, donde observamos la calavera y la vela, signos de la fugacidad de la vida y el transcurrir del tiempo que a todos y todas nos iguala. Un perfecto ejemplo donde la tradición y contemporaneidad unen fuerzas en pos de nuevas y frescas creaciones artísticas.

 

Javier Hurtado

 JMshow es un nuevo formato expositivo de carácter curatorial que sustituye el modelo de programa expositivo tradicional de la galería mediante un show room en constante transformación a lo largo de la temporada, a través de continuas renovaciones en sus contenidos, con la idea de dinamizar las presentaciones de las obras de los artistas de la galería, otorgándoles una mayor visibilidad periódica a sus nuevos trabajos, así como la presentación de otros muchos artistas que se van incorporando en un proceso constante para establecer diálogos y nuevos relatos. Este nuevo formato expositivo, cuyo programa se complementa alternativamente con sesiones de música, performances y diferentes eventos culturales, pretende en definitiva lograr una mayor dinámica en la producción, difusión y comercialización de las obras, con objeto de fomentar la audiencia, el coleccionismo, así como el interés general en el arte contemporáneo a través de la práctica de una política de gestión cultural más activa y dinámica.

 

El relato continúa

 JMshow lo integran en la actualidad seis artistas que dialogan e investigan, a través de una amplia selección de sus trabajos, en torno a la interpretación de la naturaleza -entendida ésta en su más amplio espectro del universo material-, así como sobre la forma simbólica de los fenómenos del mundo físico asociados a la humanidad,  a través de diferentes disciplinas artísticas.

El paisaje como género que trasciende, a través de la pintura, los mundos fascinantes, soñados, de Patricio Cabrera (Ginés, 1958) nos adentran en nuevas y sugerentes formas geométricas del espacio. Paisajes codificados en los que el gran maestro de talento e imaginación desbordantes, dominador absoluto del espacio y el color a través del medio pictórico, recorre la exuberancia de los paisajes brasileños aprehendidos en sus largas estancias en los trópicos de Sao Paulo y en los múltiples viajes biográficos de su memoria. Pero también la biología y la naturaleza en los pasajes bibliográficos que transita a través de sus interminables exploraciones por la sabiduría de los álbumes botánicos. El panteón, la bananera o la rana conforman en algunos de sus trabajos recientes una iconografía ornamental que configura un nuevo atlas de significados.

Negar la imagen y enfrentar al espectador o espectadora al lienzo, espacio que se erige problemático en la actualidad como soporte y exhibidor de la pintura, son las tónicas principales del trabajo de José Luis Valverde (Málaga, 1987) acentuadas todavía más por el uso del óleo y las expresivas, pastosas y sutiles pinceladas negras que oscurecen la superficie llegando a desnaturalizar lo representado y ocultándolo en la más suma oscuridad, lo que obliga a acercase a la obra para poder desentrañar el contenido del cuadro que bascula entre la figuración y la abstracción.

El vínculo con lo sagrado, a través de la experiencia espiritual y estética trascienden las  recientes pinturas de Ramón David Morales (Sevilla, 1977). Gran observador de la naturaleza e interesado en las ciencias de la astrología o la física, así como en el estudio del universo y sus valores esenciales, actúa como un alquimista de la pintura para crear un trabajo silencioso, colorista, diferente y original, lleno de frescura y vitalidad, de contundentes formas geométricas y perspectivas espaciales, logrando unos paisajes simbólicos, místicos, hipnóticos ante es espectador, cuyos límites y conceptos homenajean los elementos primarios de la naturaleza y sus recursos básicos.

El hombre desde su habitabilidad en el mundo y la condición humana es abordada por Chema Lumbreras (Málaga, 1957) desde una óptica literaria y filosófica en sus originales dibujos y conjuntos escultóricos, a través de los que crea un nuevo mundo de ficción mediante un potente discurso metafórico sumergido en el territorio de la fantasía. La escala reducida de las figuras que componen sus esculturas sirve al artista para elaborar escenarios inmensos, y crear fragmentos de micro relatos a través de sus personajes, insectos, animales y seres extraños que nos transportan a límites insospechables de la imaginación para abordar la grandeza del ser humano, pero también su insignificancia y fragilidad en las sociedades contemporáneas.

Por su parte, la pareja artística Alegría y Piñero (Córdoba, 1985; Chiclana de la Frontera, 1975) vienen desarrollando un proceso de trabajo interdisciplinar, que ellos han denominado bajo el concepto global de Encicloscopio: un ejercicio de mirada cíclica en torno a la imagen, la forma y el sonido, para mostrar múltiples puntos de vista que revelan presencias desdobladas. La nueva serie de trabajos, definida con el término de enciclolalia, es el resultado de una profunda investigación en torno a los antecedentes del habla, a través de un proceso de investigación y descubrimiento de la forma, en el que confluye el ingenio, la artesanía y la acción performativa, para materializarlo en una serie de esculturas, instalaciones y artefactos a modo de máquinas de interpretar. Estas arquitecturas parlantes, desvelan, mediante el movimiento o su accionamiento, mensajes ocultos a través de la simulación del gesto labial y su expresión, traducida en sonido, como camino de aproximación a los orígenes de habla, apelando a la capacidad primigenia de la comunicación humana a través de la voz.

 

Anuncios