GALERÍA JM

 Os anuncia la celebración de la exposición individual de la artista

Narda Alvarado

narda_albarado_cab

Llega al CAB la boliviana Narda Alvarado, que se sirve de diferentes medios para reflexionar sobre el proceso intelectual como factor generador de la  producción artística.

Artista conceptual de lenguaje directo, creadora inconformista que trabaja en las intersecciones entre arte, poesía, arquitectura y tecnología, cuenta con una ascendente carrera internacional. Licenciada en Arquitectura y Construcción, con másteres en Artes Visuales de la Rijksakademie van Beeldende Kunsten de Ámsterdam y en Arte, Cultura y Tecnología en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, la creadora se define también como “investigadora, aspirante a poeta, escapista y apasionada por la Fórmula 1”.

En la propuesta que traslada al Nivel 1 del CAB, Alvarado mezcla dibujos de líneas muy claras, de tendencia Do It Yourself y una gran eficacia semántica, con vídeos, performances y animaciones relacionados con el entorno cotidiano, humano, y tecnológico en el que se desenvuelve dando rienda suelta a su ironía y su sentido crítico.

Esta artista emplea las ideas como materia prima y material de construcción del producto artístico. “Una idea es un ladrillo”, sintetiza gráficamente Alvarado, que se sirve del pensamiento -como aglutinante de éstas- para cuestionar la materialización de las obras de arte. “Me interesa estudiar la diferencia que existe entre hacer arte y producir obras de arte.”

Alvarado investiga conflictos artísticos, existenciales y culturales convencida del alcance del pensamiento artístico y de su capacidad de transformar al individuo. “Busco convertir mi pensamiento en arte y éste en un modo de vida que se adecue a la pluralidad de mis intereses (que no deseo limitar) y a las necesidades de mi sociedad. Últimamente, las preguntas que me inquietan son: ¿Cómo vivir el arte en el siglo XXI? ¿Cómo reconoce el artista lo que es significativo para su práctica y por ende lo que es pertinente para su sociedad? ¿Cómo sería un arte que suture las fracturas entre arte y sociedad, creación y vida, y entre individuo y tecnología?” explica la creadora boliviana.

Anuncios