‘Tu sonrisa en Julia’ y Malaventura eran las actividades programadas para despertar sonrisas la noche del sábado

Más de 9.000 personas se acercaron al Museo Carmen Thyssen durante la noche del sábado 12 de mayo con motivo de la celebración de la Noche en Blanco que, desde hace cinco años, organiza el Área de Cultura del Ayuntamiento de Málaga. No sólo fue un gran evento para la ciudad, se transformó, además, una cita ineludible con el arte y la cultura con un marcado espíritu de participación ciudadana. El Museo se llenó de sonrisas que recorrieron las salas de la exposición permanente entre las 20.00 y las 2.00.

La pinacoteca fue visitada por 3.830 personas que en el momento de acceder al Palacio de Villalón recibían una máscara con la cara de Julia, obra de Ramon Casas Carbó, realizada hacia 1915, con la sonrisa recortada. El objetivo era que cada uno de los visitantes aportara la suya y que la visita al Museo se convirtiera en un encuentro de sonrisas y en una personalización de este retrato. La cola llegó, en algunos momentos de la noche, hasta Puerta Nueva (comienzo de la Calle Compañía) con lo que el tiempo de espera para acceder al museo llegó a ser de una hora y media.

La segunda actividad programada por el Museo se realizó en el exterior de la pinacoteca. El artista audiovisual Malaventura proyectó sobre la fachada del Museo imágenes de sonrisas a partir de obras de la Colección permanente, generando lumínicas reactivas al sonido en directo. Entre las 22.30 y la 1.30 –la proyección se amplió a tres horas por el éxito de convocatoria- 5.400 personas pudieron disfrutar de ella.

 

Anuncios